Apto para diabéticos

Panini Caprese con mayonesa de tomate seco

Hace unos meses, publiqué un post sobre una de mis ensaladas favoritas de siempre: una ensalada caprese con un aderezo balsámico muy sencillo. Por mucho que me guste cocinar y preparar una comida, no hay nada más fácil, ni más sabroso, que amontonar tomates, mozzarella fresca y albahaca y luego rociarlo todo con una cascada de hierbas, aceite y vinagre balsámico.

Entonces, ¿qué comida es más fácil que poner tu ensalada favorita en una rebanada de pan crujiente, asarla, partirla por la mitad y llamarla sándwich?

Bueno… sí… La mantequilla de cacahuete con mermelada es más fácil (y quince años después de la escuela primaria, sigue siendo un sándwich que me permito al menos dos veces por semana). Pero esto es La Comodidad de Cocinar, así que vamos a cocinar nuestro almuerzo.

Para hacer una caprese irresistible, incluso rellena entre dos rebanadas de pan, lo más importante son los ingredientes frescos. Cuanto más frescos estén la mozzarella, el tomate y la albahaca, mejor será la ensalada o el sándwich. Una vez tostados juntos, la mezcla fundida de sabores y aromas sólo puede describirse como felicidad vegetal. Así que, aunque hayas probado un panini impresionante en otro sitio, nunca habrás probado uno como el que puedes preparar en casa con tus propios ingredientes frescos, y ni siquiera necesitas una prensa para panini (yo usé una sartén grill).

La mayonesa de tomates secos, con un toque de albahaca y limón, también es muy fácil de preparar y añade un sabor fresco a cualquier sándwich, desde BLT a hamburguesas, pollo, ensalada, sándwiches de verduras o submarinos, panini y cualquier otro sándwich que se te ocurra en la cocina.