Panes

Pan de mantequilla y miel

Este blog empezó con una barra de pan casero y, desde entonces, me he divertido mucho experimentando con todas las variedades de pan: los dulces y salados, los calientes y pastosos y los que son sencillamente geniales para un bocadillo o para mojar en un plato de sopa.

La textura y el sabor sustanciosos de este pan lo hacen perfecto para ambas cosas. Y aunque es difícil pensar en sopa en esta época del año, es temporada de picnic. Y los picnics necesitan sándwiches.

Bocadillos como el de jamón y queso cheddar con mostaza picante, o el de atún con brotes de soja y pepino, o quizá uno de mozzarella y albahaca sobre una rebanada de pan esponjoso y crujiente recién salido del horno.

La mayoría de los picnics de primavera a los que voy son en la playa, a una distancia decente del smog de la ciudad, pero este año me gustaría encontrar un parque bonito y tranquilo, comprar un juego de bádminton barato y comer un buen bocadillo casero en la hierba. De hecho… ¡quizá ese sea el plan para este fin de semana! ¿No son increíbles las ideas que puede evocar una simple barra de pan?