Condimentos

El huracán Ike y la mantequilla de cacahuete casera

Mi hermano Jacob se casó en Portland, Oregón, el pasado fin de semana. Una ocasión alegre, sin duda, pero hubo una pizca de ansiedad cuando el huracán Ike irrumpió en nuestra ciudad natal de Houston, Texas. Nos alivió que mamá y el padrino de Jacob hubieran volado a Portland antes de que cerraran los aeropuertos el viernes, pero eso no mitigó la tristeza que sentimos al ver la destrucción en la televisión.

Sólo he estado en un huracán en mi vida: el huracán Alicia en 1983. Ese fue el último gran huracán que azotó Houston y gran parte de la cobertura de las noticias se refirió a los paralelismos en las secuelas de las dos tormentas. Más allá de las calles inundadas, también había montones de vidrio, ramas de árboles y edificios destruidos. Pero incluso si te libras de toda esa destrucción, nadie se libra de la pérdida de electricidad.

Mantequilla de cacahuete casera | Texano nostálgico
Además de pasear en bicicleta por el barrio durante el ojo de Alicia, no tener electricidad durante unos días (nada menos que en el caluroso y húmedo verano) es mi mayor recuerdo de aquella tormenta, y eso significó muchas partidas de cartas y horas de siesta. ¿Pero qué comimos? No me acordaba, así que le pregunté a mi padre. Dijo que mantequilla de cacahuete.

He estado mirando los sitios de ayuda al huracán Ike y, efectivamente, si solicitan donaciones de alimentos, la mantequilla de cacahuete está en lo más alto de la lista. Para mí, la mantequilla de cacahuete es uno de esos alimentos perfectos: es un poco dulce; es un poco salado; no necesita adornos (aunque ciertas cosas como los plátanos, las pepitas de chocolate o mermelada son muy bienvenidos); se puede comer en cualquier momento del día; puede ser un aperitivo o un plato principal; y sólo hacen falta un par de cucharadas para saciar y dar energía.

Mantequilla de cacahuete casera | Texano nostálgico
Pero lo que también he aprendido recientemente es que es muy fácil hacer tu propia mantequilla de cacahuete. Sólo tienes que echar un puñado de cacahuetes en tu procesador de alimentos con un poco de aceite y en poco tiempo tienes la mantequilla de cacahuete más fresca y saludable que jamás hayas probado. Y si quieres aderezarla con especias, cayena en polvo o incluso chocolate, no hay problema.

Mi familia y mis amigos están bien y rezo para que los tuyos también lo estén. Mi corazón está con todos los que están sufriendo la estela del huracán Ike y espero que sus vidas vuelvan pronto a la normalidad. Me gustaría poder estar allí para ayudar en la limpieza, pero mientras tanto mostraré mi solidaridad comiendo mantequilla de cacahuete.

Mantequilla de cacahuete casera

Porciones 8

Ingredientes

  • 2 tazas cacahuetes tostados y salados
  • 1 1/2 cucharadas aceite de cacahuete

Instrucciones

  • Coloca los ingredientes en tu procesador de alimentos y bate hasta que se vuelva cremoso, más o menos un minuto. (Primero se convertirá en polvo, pero sigue batiendo, pronto lo conseguirá).