Recetas de platos principales

Enchiladas de calabaza de verano

En los últimos años, mi familia ha decidido que el Tex-Mex es el camino a seguir en Navidad. No nos ponemos muy elegantes porque mi madre trabaja en la iglesia, pero habrá chili, guisada, guacamole, tortillas, salsas, frijoles, arroz y enchiladas de calabaza del tío Austin.

Por supuesto, estamos en julio y no estamos cerca de la Navidad. Pero si tienes calabacines en tu jardín, eres consciente de la abundancia que producen estas plantas: puede ser asombrosa. Y ahora mismo, probablemente estés rogando a tus amigos y vecinos que te ayuden a comer un poco de esta prolífica hortaliza.

Enchiladas de calabaza de verano | Homesick Texan

Ahora bien, no tengo una planta de calabacines, pero sí me encontré con un excedente de calabazas de verano. Y después de hacer un par de guisos y tandas de encurtidos, me di cuenta de que tendría que idear algo más para utilizar mis provisiones. Gracias a la inspiración de mi tío Austin, hice enchiladas de calabaza de verano.

Su receta es un secreto -ni siquiera se permite entrar en la cocina cuando la hace-, así que tuve que improvisar. Pero sé que utiliza chiles frescos en su salsa y esto hace toda la diferencia.

Quería que la salsa fuera ligera, así que utilicé el chile cascabel, que es un bonito chile redondo que se parece a una manzana y que hace un sonido metálico cuando lo agitas. Y para el relleno, simplemente salteé la calabaza con algunas cebollas, ajo y chiles jalapeños hasta que estuvieran calientes y ligeramente tiernos pero todavía con algo de picor.

Enchiladas de calabaza de verano | Homesick Texan

Lo que más me gusta de hacer enchiladas en los meses de verano es que no hay que tenerlas en el horno durante mucho tiempo. Y aunque normalmente prefiero las ensaladas frescas y crujientes en esta época del año, a veces se te antoja un plato un poco más sustancioso, y estas enchiladas de calabaza satisfacen ese deseo muy bien.

Enchiladas de calabaza de verano

Porciones 6

Ingredientes

Para la salsa de enchilada:

  • 10 chiles cascabel secos o 6 chiles guajillo secos
  • 2 cucharaditas de aceite, dividido
  • 1/2 cebolla amarilla mediana, cortada en dados
  • 4 clavo de olor ajo picado
  • 1 chile chipotle en lata
  • 1 15- oz. tomates en lata, escurridos
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 1 cucharadita comino
  • 1/2 cucharadita orégano
  • Sal y pimienta negra al gusto

Para el relleno:

  • 1 cucharada aceite vegetal
  • 1/2 cebolla amarilla mediana, cortada en dados
  • 2 clavo de olor ajo picado
  • 1 jalapeño, sin tallos ni semillas, cortado en dados
  • 2 calabacín y 2 calabazas amarillas, cortados en dados
  • 1/4 taza cilantro picado
  • 1/2 cucharadita comino molido
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cayena

Para las enchiladas:

  • 12 tortillas de maíz
  • 2 tazas queso rallado, una mezcla de Monterey Jack y cheddar

Instrucciones

  • Para hacer la salsa, en un sartén seco calentado a fuego alto, toma los chiles y tuesta los chiles por cada lado durante unos 10 segundos o justo hasta que empiecen a hincharse. Deja el fuego encendido y cubre los chiles con agua. Cuando el agua comience a hervir, apaga el fuego y deja que los chiles se remojen hasta que estén suaves, unos 30 minutos. Escurre los chiles y agrégalos a una licuadora.
  • Calentar 1 cucharadita de aceite en una sartén y cocinar las cebollas durante 10 minutos. Añadir el ajo y cocinar durante otro minuto. Coloque las cebollas y el ajo en una licuadora. Añada el chile chipotle enlatado, los tomates, el caldo de pollo, el comino, el orégano y licúe hasta que esté suave.
  • En una olla, calentar 1 cucharadita de aceite a fuego lento, verter la salsa y cocer a fuego lento durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadir sal y pimienta negra al gusto y ajustar otros condimentos según sea necesario.
  • Para hacer el relleno, en una sartén grande, calentar el aceite a fuego medio-bajo. Añade las cebollas y cocínalas hasta que estén translúcidas, unos 10 minutos. Añade el ajo y los jalapeños y cocina durante un minuto. Añade el calabacín y la calabaza amarilla en dados, el cilantro, el comino y saltea durante 10 minutos. Añadir sal, pimienta negra y cayena al gusto.
  • Precalentar el horno a 350. Engrasar una fuente de horno de 9×13. Envuelve las tortillas en papel de aluminio y mételas en el horno durante 5 minutos mientras se precalienta el horno.
  • Retira las tortillas del horno, abre el papel de aluminio (ten cuidado porque puede haber vapor caliente), coge una tortilla y con unas pinzas sumérgela en la salsa. Sacude la mayor parte de la salsa, pero asegúrate de que esté lo suficientemente húmeda como para ser flexible. Coloque la tortilla en un plato o superficie de cocción limpia, añada una cucharada del relleno en el centro de la misma y luego enrolle la tortilla. Coloque la enchilada enrollada en una fuente de horno engrasada y repita la operación con el resto de las tortillas.
  • Vierta la salsa sobre las enchiladas y cubra con queso rallado. Hornea durante 10 minutos o hasta que el queso esté ligeramente dorado y burbujeante. Sirve con trozos de aguacate y queso cotija.