Aperitivos

Chips de col al horno picantes

Digamos que al principio no me convencían del todo las chips de col al horno. Cuando me apetece un aperitivo crujiente y salado, suelo comer palomitas de maíz. No una verdura repleta de vitamina C, saludable para la piel, calcio, que fortalece los huesos, y betacaroteno, que mejora la inmunidad. No, gracias.

Pero, como soy una curiosa amante de la comida, compré un manojo de col rizada fresca por 99 céntimos y pensé: «¡Qué diablos! Voy a intentarlo.

Unos minutos después de que salieran del horno, ¡me alegré de haberlo hecho! Este aperitivo sorprendentemente crujiente y sabroso me dejó boquiabierta, al igual que los fabulosos beneficios para la salud de este superalimento. El omega-3 de la col rizada aporta muchos beneficios para el cabello, la piel y las uñas, pero también contiene sustancias químicas con potentes propiedades anticancerígenas y hierro que estimula el metabolismo.

Consejo: Busque col rizada de hojas pequeñas; cuanto más grandes sean las hojas, más amargo será el sabor.

¿Por qué comprar bolsas caras de estas sabrosas chips de col rizada en Whole Foods cuando puedes hacerlas en casa con un puñado de ingredientes baratos?

Si no te gustan los copos de pimiento rojo, prueba con ajo en polvo o una pizca de cayena. Rocíalo con zumo de limón fresco o con un poco de queso feta. Hornéalo, fríelo o cuécelo al vapor. Añádelo a una sopa, una tortilla o una pizza. Nunca sabrás lo que le falta a tu cuerpo hasta que pruebes un plato con col rizada.